Back to the top

MustSee

#MustSee

La Catedral de Santiago de Compostela, la piedra inaugural de la construcción de esta urbe monumental, es la obra más sobresaliente del arte románico en España y meta de todos los Caminos de Santiago. Junto con las cuatro plazas que la rodean: Obradoiro, Quintana, Inmaculada y Praterías, la Catedral forma el corazón de Compostela, escenario de historias mágicas a lo largo de los siglos. Hoy, recientemente restaurada, se puede disfrutar de su esplendor original.

Pórtico de la Gloria

Pórtico de la Gloria

Es la entrada occidental de la Catedral e, ideada por el Mestre Mateo, está considerada como una obra cumbre del arte universal. Sus más de 200 figuras representan diversas historias bíblicas centradas en la Salvación del Hombre. Sin duda, es uno de los enclaves más impresionantes de la ciudad compostelana.

Las Fachadas de la Catedral

Las Fachadas de la Catedral

La Catedral de Santiago exhibe cuatro fachadas: la de Platerías, románica; la del Obradoiro y Puerta Santa, barrocas; y la de Azabachería, neoclásica. Todas son de importante valor artístico y son el fruto de décadas de trabajo de los habilidosos canteros compostelanos.

Botafumeiro

Botafumeiro

Utilizado desde la Edad Media, el Botafumeiro es un gran incensario que servía para “purificar” el aire de la Catedral cuando esta daba cobijo a cientos de peregrinos. Hoy, su espectacular movimiento pendular es una atracción para miles de personas cada año.

Museo, Claustro e Cripta

Museo, Claustro e Cripta

Para comprender verdaderamente la naturaleza y la historia que rodean la Catedral de Santiago, no puedes omitir la visita a su museo, que también da acceso al claustro y la cripta del edificio. Estos dan cobijo a una serie de piezas de alto valor arqueológico a la vez que constituyen en sí mismos una bellísima obra arquitectónica.

O SON DO CAMIÑO©2020