Iggy Pop

Iggy Pop creó el punk diez años antes de que este naciera, llevó un estilo de vida salvaje y a sus setenta años aún conserva la energía de sus veinte que lo hizo leyenda sobre los escenarios.

El padrino del punk forjó los cimientos de su legado al frente de la máquina perfectamente engrasada que eran The Stooges.

Pero la mayor parte de su carrera la firmó en solitario. Sus primeros dos álbumes contaron con la colaboración de David Bowie: The Idiot (RCA, 77) y Lust for life (RCA, 77) que conformaron una de las alianzas de mayor calibre de la música y que nos regaló himnos para toda una generación como The Passenger o la homónima Lust for Live.

En directo, Iggy Pop hace justicia a su fama de bestia del escenario. Con el torso desnudo y pantalones marca de la casa, no para de descargar su artillería y dar brincos durante todo el concierto. Cada espectáculo del americano es impredecible.